23 oct. 2011

Noche de Nochebosque en el Café Comercial

Con José Luis y Ernesto

¿Qué puedo decir? Que la noche del jueves fue otra vez hermosa, como en La Fugitiva, porque los amigos nos devuelven, y nos justifican, las ganas de escribir cuando se portan con uno como se portaron los míos el jueves conmigo: calidez, sonrisas, apoyo. Allí estaban todos, hasta los que no pudieron ir, poniendo el hombro en esta larguísima carrera que es la escritura, un acto esencialmente solitario, pero que a veces tiene estas recompensas: José Luis Torres Vitolas, como buen y discreto editor, creó el escenario apropiado para que Ernesto Pérez Zúñiga demostrara una vez más su enorme generosidad convertida en palabras cálidas y brillantes. Y, como digo, los amigos me arroparon con su cariño.

¡Así, sí dan ganas de escribir!

(A continuación, una pequeña galería del evento:)

Con Ernesto

Vista general de la presentación

Con Ernesto mientras habla José Luis

Con Ernesto

Firmando el ejemplar de Conchita Blázquez

Con José Luis mientras habla

Firmando un ejemplar de "Nochebosque"