2 nov. 2007

324. Las cándidas preguntas de la izquierda europea



¿Cuántas elecciones más debe ganar Hugo Chávez para que se le trate con el respeto que merece un dirigente democrático? ¿Qué es lo que molesta tanto de procesos de refundación sobre la base de cambios constitucionales y reforma del sistema político?
Gaspar Llamazares. Coordinador general de Izquierda Unida

Estas son dos preguntas que se hace el dirigente español de izquierda, en un artículo publicado hoy en El País, titulado Actualidad del Che, en el que insiste en colocar al siniestro personaje argentino entre los ejemplos humanos a seguir. Yo le contestaría las dos preguntas diciendo esto: El problema no son las elecciones que ha ganado, ni siquiera la manera poco ortodoxa como las ha ganado; el problema es que Chávez se ha servido de la democracia para acabar con ella y "refundarla" a su conveniencia sobre la base de cambios constitucionales hechos a su medida.
Pero sospecho que todo lo que le diga a Llamazares será inútil porque nada como un euroizquierdista para emocionarse con los trogloditas latinoamericanos ("¡Que viva la revolución, pero que viva lejos!").
En todo caso, no quiero dejar una imagen distorsionada de él: en España, afortunadamente para ella, este señor pertenece a la clase de fanáticos a los que muy pocos hacen caso, aunque nadie lo persigue por pensar como piensa y decir lo que dice. A ver qué le pasaría si viviera en Venezuela y se opusiera -como lo hace siempre con los gobernantes de aquí, con todo el derecho del mundo- al gobernante ególatra que tenemos. A ver si seguiría llamándolo demócrata. Es que estos euroburgueses de izquierda hasta ternura dan...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la vieja historia del buen salvaje...nos ven como buenos salvajes que necesitamos un tirano que nos ponga orden...

Domingo dijo...

Siempre me ha molestado la forma complaciente como cierta izquierda europea, ven los procesos revolucionarios marxistas en el resto del mundo. Por suerte la imagen de Chavez en Europa se esta develando en su verdadera dimensión. La posición de periodicos como el Pais asi lo demuestran. Creo que ya es tiempo que el socialismo democratico, defensor del Estado de Bienestar construido en la Europa de la post-guerra, marque sus distancias de los procesos inspirados en el marxismo-leninismo. Mientras tantos seguiran siendo complices. Como bien dices Llamazares no es tomado muy en serio en España, y en buena medida es así por que los españoles vivieron en carne propia, las consecuencias de los extremismos y los fanatismos. Saludos, buen Blog.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con el comentario anterior. El socialismo democrático tiene que ser muy claro a la hora de separarse de estos aventureros estalinistas. Una izquierda responsable, solidaria y amante de las libertades individuales, es fundamental para el desarrollo de sociedades más justas, más sosegadas, más armónicas.
Y eso, desde luego, no está en la agenda de Llamazares o de los bien pagados líderes mediáticos que desde Europa siguen aupando la barbarie caudillista y militar en hispanoamérica.

Eduardo dijo...

Tendrá Llamazares segunda residencia?? Vaya mail he recibido hoy, relativo a lo de la Constitución que se prepara. Aún me parece que es coña..

Juan Carlos Chirinos dijo...

gracias Domingo y Eduardo (estoy pendiente de sus blogs en feedreader) y anónimos, por pasar por aquí: el asunto se va poniendo cada vez más duro, pero parece que los intelectuales chavistas, al igual que los llamazares europeos que viven en la sabrosura del primer mundo, sólo ven el mar de la felicidad.
Los venezolanos, empero, no nos vamos a quedar callados.
salud

Carlos González dijo...

¿Trogloditas latinoamericanos? ¿Tu también? ¿Qué haces allí entonces?

Salud.