21 mar. 2007

278. Anatomía de lo grotesco

Esto es tan grotesco que ni lo comento; sólo les conmino a que pulsen play y lo vean. Al menos por la red se puede encontrar gente que, aunque con manifiestos errores ortográficos y de redacción (que es peccata minuta al lado de la inmensa grosería, corrupción y vagabundería que denuncia), se atreve a desenmascarar a este gobierno que comete este atentado contra los intereses de la nación, regalando las riquezas del país allí donde no debe hacerlo, en vez de invertirlas en las necesidades de los ciudadanos que se supone lo eligieron para que velara por la administración del tesoro nacional. Vean este video, si tienen estómago para soportar la chabacanería ignorante y chupamedia de Mario Silva, y háganse solo una pregunta: ¿necesita Londres que Venezuela la ayude a sacar a sus pobres de la pobreza? Mi respuesta es tajante: ni de vaina.