5 dic. 2006

263. ¿De verdad creen que Venezuela no va hacia la dictadura personalista de un megalómano? + razones para seguir oponiéndose

Sin enfriarse aún las máquinas electorales, ya salta la barbarie y el totalitarismo del presidente Chávez: dará 325 mil euros de ¡INDEMNIZACIÓN! por daños morales a dos terroristas de ETA. Y, encima, se ha sabido que quiere nacionalizar a otros dos etarras para que España no pueda extraditarlos. Ahora desmiente la noticia el ministro de exteriores de Venezuela, pero los abogados de los etarras aseguran que hay documentos de compromiso firmados (¿Firmados por quién? ¿Por Tarek?), y todo se enturbia; el gobierno español es cauto (o ingenuo), evade, que sí, que no, y a esta hora que escribo, todavía no se sabe si esos mil millones de bolívares van a parar a las manos llenas de sangre inocente de esos criminales o si es un invento de los abogados leguleyos. Lo que sí es verdad es que, entre sonrisitas desmayadas de Tibisay Lucena, Chávez aseguró, en su toma de posesión, que va hacia el socialismo del siglo xxi que nadie ha pedido, y que él asegura que ha sido la causa de su victoria: no por los 6 billones de bolívares repartidos a los funcionarios públicos, por las amenazas de gente que controla el 23 de enero a fuego limpio, por ejemplo, o por el dinero y los recursos del Estado que descaradamente usó para realizar su campaña. No. Al parecer, la gente votó por él para que los sumerja en el mundo del trueque y la sonrisa para los que matan a la gente por la espalda y delante de sus hijos.
Todas estas son razones para continuar escribiendo, diciendo, denunciando y oponiéndose a esta barbarie del siglo xxi, que nos está arrebatando el país moderno que, mal que bien, habíamos empezado a tener. Ya que los intelectuales del gobierno se limitan a lamer la bota y a aplaudir rabiosamente al líder, ya que no hay nadie de ese lado con decencia, consciencia o guáramo suficiente, tan solo nos queda la oposición continua, la denuncia continua y la defensa de nuestro derecho a no sucumbir en silencio bajo la bota de este "proceso" destructivo y empobrecedor. No sólo del cuerpo, sino del espíritu. Sobre todo el espíritu.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

mi hermano, averigue primero y hable despues, asi se evita la pena

http://unionradio.net/Noticias/Noticia.aspx?noticiaid=188612

De tus fuentes, te lo dejo regalado.

Octavio Vinces dijo...

EL AUTOCRATA EXPANSIVO

Para lograr su más reciente triunfo electoral Hugo Chávez no ha necesitado convencer a nadie. Que la calle estaba con Manuel Rosales parecía ser un comentario generalizado, producto de la percepción de quienes entienden que las grandes movilizaciones de masas constituyen la encuesta más fiable. Pero ese tipo de percepciones pueden (o suelen) ser erróneas. La verdad es que en la Venezuela de 2006 todos los factores jugaron a favor de Chávez. Esto no es gratuito. Desde su elección en 1998 la maquinaria de un estado rebosante de petrodólares ha venido desplegándose sobre la sociedad con el fin de oscurecer conciencias, captar lealtades y reprimir todo atisbo de disidencia. Dentro de esa lógica, medios de comunicación del estado, burocracia, fuerzas armadas y clientelismo político son elementos de una combinación tan letal como efectiva. Pero además está el añadido de que todo se desarrolla en el marco de una institucionalidad que no por aparente, deja de cumplir su cometido. Chávez no es un dictador tradicional, sino un autócrata validado por la existencia de instituciones “democráticas” y la indiscutible legitimidad que la fuerza de los votos le otorga frente a los ojos del mundo. Es precisamente este doble juego de totalitarismo y democracia lo que lo fortalece y parece hacerle inmune.

Al optar por presentar un candidato la oposición aceptó tácitamente las reglas de este juego macabro. A partir de ahí sólo era preciso que los observadores internacionales de siempre (la OEA a la cabeza) dieran fe de que, “al margen de ciertos inconvenientes aislados”, el proceso se había desarrollado con total normalidad. ¿No es normal acaso que la población participe, que las elecciones sean dirigidas por un poder autónomo, y que finalmente gane el candidato que recibe la mayor cantidad de votos? Todo suena tan lógico y racional y democrático, aunque en realidad no lo sea. Es verdad que Rosales fue un excelente candidato, pero ni él ni ningún otro hubiese podido derrotar al aparato mediático-clientelar-represivo de un gobierno que no sólo cuenta con la fidelidad incondicional de los militares y de los demás poderes públicos, sino que además mantiene una política sistemática de represión y aislamiento en contra de quienes osan manifestar su disconformidad.

Dominado el escenario interno, el siguiente paso es la importación del modelo. Es preciso entender esta realidad en su cabal dimensión, comprender quién es en verdad Hugo Chávez Frías y la amenaza que su fortalecimiento político representa para la región. Hasta ahora todos —oposición venezolana y comunidad internacional— se han sometido a las reglas del juego que él ha planteado, y el resultado no ha sido otro que un festín de votos y de aparentes legitimidades a su favor. Ya lo dijo el propio Chávez apenas conocidos los resultados oficiales: la revolución se ahondará, y además se expandirá. El norte es el socialismo (en su versión castrista, claro está). Que nadie se engañe. La democracia en América Latina se enfrenta a un peligro mayor. Ya no se necesita dominar Sierra Maestra para hacerse del poder. Los autócratas ganan en las urnas. Chávez seguirá azuzándolos y financiándolos.

Kira dijo...

Escribí en mi blog que Venezuela no es roja porque tiene un 40% azul... y es verdad. La gente no puede perder de vista que hay una oposición y que ésta no se va a quedar dormida. EN el país y por el país sólo podemos actuar sus ciudadanos. Los de afuera no viven ni padecen a este señor y ya lo ha demostrado la historia que sólo opinan e intervienen cuando les conviene. Así que amén, hay que seguir opinando y escribiendo aunque mal pague.

Juan Carlos Chirinos dijo...

El gobienro dio marcha atrás ayer, después de que escribiera esta entrada, pero eso no lo exime de su responsabilidad e inconsciencia: el sólo hecho de pensar en darle dinero a unos asesinos como los de ETA es ya algo gravísimo a todos los niveles, sobre todo porque ese dinero es de los venezolanos y a ellos debería estar dirigido. Pero estas cosas sólo ocurren si el gobierno es autóctrata y egocéntrico como lo es y seguirá siendo el de gobierno de este líder monocotiledón.
Venezuela tiene 40% de oposición, como dice Kira, y el deber de un gobierno responsable es escucharla. La democracia moderma no es le gobierno de las mayorías, sino el consenso de los ciudadanos, esté en el lugar dond esté. Un gobierno que gobierne sin tomar en cuenta a la oposición no es un gobierno que ejercite la democracia, sino la política de "aquí s ehace lo que yo dido porque somos los más fuertes".

Anónimo dijo...

El sabidito del primer post corrió a desmentir la noticia...pero es que ojo, el gobierno echó marcha atrás...es decir, lo habían hecho y por razones prácticas se replegaron. Pero es muy conocida la simpatía del terrorismo vasco por Chávez. Cariño mutuo que ha tenido sus correspondencias, en gestos como esta indemnización, que al final se les ha caído porque les descubrieron el guiso.

Anónimo dijo...

Es cierto, que no se hagan los locos ahora. Hubo acuerdo. Huno un canciller venezolano del gobierno del Teneiente Coronel Chávez que aceptó pagarles a los estarras, y que ofreció la posibilidad de la nacionalización.
Otra cosa es que el chofer de autobús que conduce la política internacional haya salido diciendo que era jodiendo...pero hubo acuerdo.
Por sus amigos se les conoce.

Icen dijo...

"Todas estas son razones para continuar escribiendo, diciendo, denunciando y oponiéndose a esta barbarie del siglo xxi, que nos está arrebatando el país moderno que, mal que bien, habíamos empezado a tener."


Y seguiremos. Saludos Juan Carlos, Y salud al amigo que hoy celebra.

Elijah dijo...

Octavio, en un principio, lo largo de tu comentario (que casi equivale a un post) me extraño un poco. Sin embargo, tras su lectura, lo suscribo en todas y cada una de sus partes, además de entender su pertinencia. Dos cosas para entender y enfrentar al Teniente Coronel Hugo Chávez: mas que usar, manipula nuestras reglas democráticas, a vista y paciencia de todos. No se detendrán hasta imponer el sistema castrista-cubano por toda Hispanoamérica. Un barril de petróleo, es más poderoso que un fusil. La pregunta es: ¿Dónde están esos suficientes hombres buenos cuando se les necesita?

Octavio Vinces dijo...

Tienes razón Elijah, mi comentario es en realidad un post que puedes ver en mi blog http://octaviovinces.blogspot.com

Me atreví a abusar del espacio que Juan Carlos brinda a todos nosotros porque pensé que así mi opinión podía llegar a más gente. Espero que a nadie le moleste.

En todo caso, gracias por tus palabras y tu adhesión.

Anónimo dijo...

Octavio,interesante enfoque, añadiría: "que culpa tiene la estaca si el sapo salta y se enzarta".A chávez ya lo conocemos todos; lo que me haz ratificado con tu post es que lo conoces tan bien como Kira,Juan Carlos y Elijah. Personalmente respeto al presidente como político, ha demostrado ser muy astuto, habil,audaz, nos ha dicho para donde va y lo que quiere hacer, y lo está haciendo con calculadora frialdad.La izquierda en Venezuela estuvo en la oposición por más de 40 años, conspiraron eficazmente contra el viejo modelo democrático obsoleto que se derrumbó, sólo requería que alguien viniera y soplara; esa es la habilidad de la vieja internacional socialista, que supo captar a un líder carismático como Chávez. La tragedia de la oposición es que se autoengaña, sigue con el cuento del fraude; la solución no es esperar los 6 años sentados opinando o escribiendo,sino trabajar esos 6 años, saliendo a recorrer el país a reconquistar los corazones de los venezolanos. Se acabó el camino corto, el inmediatista, el "se va mañana". Ahora que, eso de ponerse a hacer política no es para cualquiera, no existen sueldos por "patear" los barrios, en cambio el gobierno está haciéndolo hace largo tiempo; no se puede seguir confiando en la manifestación "espontánea" de la población, hay que motivarlos, adoctrinarlos, organizarlos, esperanzándolos, no basta decirles hay que participar, hay que enseñarles cómo, mostrarles que hacer, ofrecerles una real expectativa, es vital explicarles ¿el para quéparticipan, para qué see movilizan y protestan?, responder al ¿que hago aquí en esta avenida parado con una bandera de tal color, a que vine; a hacer bailoterapia? ¿Y ahora que escuché un discurso a donde voy y que hago con eso? En política no se activa únicamente para sacar a un presidente, ni se milita en una causa para ganar un puesto en el gobierno o en un organismo público; eso es lo que le ha pasado a la oposición, sus partidos se desfasaron, perdieron sus ideales, arrearon sus banderas de lucha, cayeron en el juego sistemático del descrédito estudiado, proferido por los sectores de la izquierda que estaban claros en sus planes. El liderazgo opositor mi amigo, ha sido torpe, equivocado, los lideres no se fabrican en tres meses; ese es un largo camino, hay que construirlo juntos, no será facil te lo advierto, no lo haremos jamás en la comodidad de nuestras casas sentados frente a nuestras pantallas, eso puedes asegurarlo;requerirá de mucha mística, trabajo, sacrificio,tiempo, disciplina,conocimiento y talento. El camino del desierto en la oposición será muy árido,escabrozo,hostil, esa tarea hará surgir a los líderes y vendrán de la sociedad civil democrática; así como emergió un líder como Chávez, deberá surgir otro del seno del mismo pueblo, tal vez de las mismísimas filas de la militancia llamada revolucionaria, no me extrañaría. Saludos a todos.