15 nov. 2006

248. Franco, mentiras y videos

Aquí les dejo dos muestras de cómo Franco, ese dictador español (involuntario) modelo de muchos tiranuelos del siglo xxi, hablaba y mentía sin pestañear, sin saber que el ojo de una cámara es más cruel que las palabras de despedida del ser amado. En el primero,



vimos al pequeño tirano tergirvensando su golpe de Estado y pasándose por las noblezas las leyes (¡tiembla!); mientras que en el segundo, anterior en varios años,



vimos al que-camina-bajo-palio utilizar sin piedad a su propia hija para el proselitismo y la palabra fánatica. Que viva España (y todo el mundo), sí; pero sin locos como este.

3 comentarios:

El Trimardito dijo...

Veo los vídeos y parece chávez en otra epóca, es como una maldición política, estos tipos con ansías de poder y que quieren mantenerlo pesa a cualquier cosa.
Buen post.

Arcangel Vulcano dijo...

El recuerdo que nos haz traido hoy es demoledor, aleccionador para toda la sociedad civilizada mundial. No son pocas las amenazas fascistas actuales que se ciernen sobre la humanidad.Lo de la manipulación inmoral de la hija (menor de edad) es sencillamente una prueba de la decadencia, la inmoralidad y la falta de ética de algunos líderes que irresponsablemente ,sin medir las consecuencias del daño que le causan a seres inofensivos,no tienen escrúpulos para involucrar a "inocentes", a la hora de implementar sus inconfesables planes totalitarios. ¡Gracias a Dios! La madre patria "España", hoy disfruta de la democracia en libertad, a pesar de que aún no está inmunizada contra la violencia terrorista, que parece recrudecerse de nuevo para continuar atormentando a los millones de ciudadanos pacíficos que aspiran vivir en paz. Un abrazo hermano.

Anónimo dijo...

Es cierto. Chávez suele utilizar niños con ese mismo aire autista de la hijísima para lanzar sus consignas.
Estremecedor documento. Lo doloroso es que esta miseria es una realidad en la Venezuela actual, e intelectuales que ahora son muy aguerridos contra el franquismo (es fácil ser valiente contra dictaduras desaparecidas hace muchos años) se desviven por lamer las botas de miserables como Castro y Chávez. Por ejemplo Belén Gopegui, por ejemplo Isaac Rosa...No se dan cuenta de que esos caribeños que ellos adoran, son sólo continuaciones del gallego asesino que trituró a sus padres y abuelos.