19 oct. 2006

219. Aprender a perder en el ajedrez de la ONU

No se rinden. Ni Hugo Chávez ni su amigo-enemigo-amigo-enemigo-ehhh-¿amigo?, Francisco Arias Cárdenas, el embajador de Venezuela en la ONU. A pesar de que han pasado 30 votaciones, y siempre el gobierno bolivariano (que no nuestro país) ha estado muy por debajo de Guatemala; generalmente, cuando es evidente que no es uno el ganador, se suele ceder y reconocer nuestra derrota. Tanto en el ajedrez (no es necesario llegar hasta el jaque mate para abandonar la partida) como -¡cómo no!- en el territorio de la diplomacia internacional. ¿Que se perdió una batalla? ¡A seguir pa'lante! Pero no. La necedad del gobierno bolivariano cruza fronteras y hace el ridículo; desde que otro decimonónico payaso presidencial, Antonio Guzmán Blanco, afrancesaba el país y se ponía en ridúculo ante la comunidad internacional dándoselas de lingüista, no había estado Venezuela en las sonrisas sardónicas y en los ojos entornados de bochorno de los testigos extranjeros. Arias Cárdenas, ahora esbirro diplomático de su otrora enemigo, se empeña en sacar de quicio un procedimiento que no debería de haber pasado del simple trámite protocolar. Se gana a veces. Se pierde a veces. Y a otra cosa, mariposa.
Uno de los periodistas le asomó al embajador de Guatemala la posibilidad de que Chávez esté alargando esta absurda batalla hasta el día de las elecciones, como estrategia de su campaña. No es una vana especulación: así puede llegar como el adalid de la libertad latinoamericana ante los incautos ciudadanos de a pie y ante los no tan incautos miembros de la inteligencia chavista (la maravilla de esa figura retórica que es el oxímoron permite juntar el agua y el aceite en una sola frase...). No perdamos de vista, no obstante, la tozudez del candidato-presidente y su renovado amigo: el 3 de diciembre si, por un supón, pierde las elecciones por el margen que sea, no se van a rendir a la evidencia así de fácil. Esto que pasa en la ONU en estos días es tan solo un ensayo general de lo que va a ocurrir en Venezuela del tres de diciembre en adelante. Avisados quedan.

Postpost. Los periodistas acreditados en la ONU se acaban de enfadar con el embajador Arias Cárdenas (19.41, hora española) porque salió por peteneras y dijo lo que le dio la gana: una perorata tipo chávez contra las presiones de Estados Unidos y a favor de su lucha heroica (risas). "¿Pero por qué no contesta las preguntas?", se quejó un periodista visiblimente contrariado (abucheos). Otro bonito detalle que lo singulariza en un lugar donde la cortesía y el buen hacer son la norma (silencio y aviso).

10 comentarios:

Blog de LuisMA dijo...

Cuantos jaques seguidos sin dar Jaque mate es Tabla?. Eso es lo que busca Chavez...

Juan Carlos Chirinos dijo...

depende; pero un buen jugador de ajedrez sabe cómo hacer un mate sin pasar por demsaidos jaques: por eso el contrincante sensato abandona. Como debería de hacer Chávez en la ONU: hay que ser sincero para reconocer que ya pasó tu cuarto de hora.

Anónimo dijo...

Para estar peleando contra EEUU, está bien que se continue persistiendo.

Juan Carlos Chirinos dijo...

EL problema es ese, raúl, que la pelea con Estados unidos no tiene sentido, o tiene sentido sólo si, como el presidente, es necesario tener un enemigo contra el cual luchar, Los ciudadanos normales estamos hartos de los chavez y los bushes, de los baires, los aznarez y los fideles: todos compitiendo a ver quién es el más fuerte; o, para ser -de nuevo- genitales (que dice un amigo mío), todos compitiendo a ver quién tiene el pipí más grande. La verdad es que esa actitud kindergarterina me tiene podrido. Así no se llega sino a las luchas entre superhéroes de tebeo. Y yo lo que quiero es políticos maduros, sensatos y dialogantes.
Item más: la pelea de Chávez contra el gobierno de Estados Unidos es "de boquilla nada más" (como dicen aquí: si de verdad fuera su enemigo y se quisiera enfrentar a él, el presidente venezolano cerraría el grifo petrolero hacia ese país: 37 mil millones de dólares son una buena razón para no hacerlo. ¿Quién compraría tanto petróleo a Venezuela? ¿Cuba? ¿Argentina? ¿Brasil? ¿España? Vamos, Raúl, que el presidente y sus acólitos (el cambio d epiel continuo de Arias Cárdenas es cada vez más sangrante: recuerda que Roma no pagaba traidores) deben habñar menos y hacer más: y dedicarse a lo que tiene que hacer, que es gestionar los recursos del país PARA el país y hasta que el país coja el rumbo de la prosperidad y la producción.
En fin, que los papelones como los de la ONU y los fracasos electorales de la izquierda filochavista en América Latina (donde no hay CNEs arrodillados ante el único líder) sólo demuestran el fracaso de la diplomacia de la petro-chequera con la que Chávez creía que podía ganar aliados. Las cosas en el mundo son un poco más complejas. Los petrodólares sólo nos convierten en turistas "tabaratos", no en estadistas. Porque la inteligencia no se compra.

Elijah dijo...

Si Juan Carlos, para quien ha jugado ajedrez mas allá de la simple “caimanera” es obvio que es fútil, “buscar” (desear) unas tablas mediante la repetición de jaques. Pero para mas de un cretino por ahí, esa repetición retardada les convierte en héroes.

Jesús Nieves Montero dijo...

¿por qué no respondió?

debe ser que no conocen la biografía de arias cárdenas...
tenía inclinaciones religiosas y abandonó a mitad de camino...
se unió en la desmesurada intento de chávez y fracasó...
caldera lo acogió en el programa de alimentación materno infantil y las denuncias por corrupción siguen por allí...
se trató de vender como candidato de la oposición y fracasó...
ahora andaba en este cabildeo con la chequera abierta... y raspao también...

ehhhh...

les hizo un favor al no responder

salud!

j.

Arcangel Vulcano dijo...

La razón verdadera por la cual creo que el gendarme sudamericano persiste en lo de la ONU es simple: Se trata de una estrategia que desarrolla por etapas, fases, simultaneamente en el exterior y en su país. No se puede obviar el hecho de que esta frente a una campaña electoral que lo obliga a vender cara su derrota, la cual era imposible hace tres años y que comienza a ser posible hoy. Sus pupilos en Perú, Ecuador y México, fueron derrotados por la derecha; la izquierda "criptofacista-castrocomunista" ha sido derrotada, el mal llamado imperio norteamericano desafiado por el riesgo latente de expandir la revolución, logro el objetivo de impedir que el mandón llanero no lograra su cometido.

unocontodo dijo...

Yo, viendo eso de la ONU, como un simple mortal, de esos que no saben sino las reglas básicas del Ajedrés, y como yo hay muchos en Venezuela, opino que es realmente ridículo y bochornoso, ver como aplauden "esos" que representan al país, cada vez que les dicen los resultados de las votaciones.

Elijah dijo...

El problema como yo lo veo, tiene que ver mas con el motivo del “berrinche”, el objetivo a largo plazo, que con el hecho en si de obtener un puesto en el consejo de seguridad. Manejar una campaña electoral en la que el “hecho comunicacional” se centre en la discusión “puertas afuera”, le abre un espacio de maniobra que le permite no tener que debatir acerca de temas engorrosos para su administración, tales como la inseguridad, el alto costo de la vida (inflación) y la economía estrangulada por la dadivosa mano de la burocracia corrupta, así como el clientelismo que le toca llevar a cuestas, so pena de no contar con piso político alguno para su proyecto de sustentación en el poder a toda costa.

Juan Carlos Chirinos dijo...

tal cual como dice Elijah: una trampa para desiar la atención, pero creo que le está saliendo el tiro por la culata porque la derrota lo deja como un "loser": ahora empiezan a regar la especie de que Venezuel no necesita ese puesto para nada, que la ONU es un espacio de lacayos, etc.: o sea, las uvas estaban verdes...
Ojalá que el venezolano de apie se dé cuenta de lo que le están haciendo.