1 sept. 2006

Miranda, la película


Diego Rísquez dirigiendo en Paraguaná su peli de Miranda bajo su seudónimo Risques .

Todavía no hay una entrada de la película sobre Miranda en imdb.com, ni hay una página web de la película (al menos, no que yo sepa), así que mi ansia por saber qué tal es la peli y demás la sacio leyendo los blogs que la comentan.
En general, los posts que he leído no son demasiado entusiastas; entre las cosas que se critican es lo mal que se imitan los acentos; de hecho, en el trailer que qtpd coloca en un post se puede oír decir a un actor, que hace de español, "regimiento de la prinzeza", como si estuviera imitando a Guille, el hermanito de Mafalda, en vez de a un madrileño de pro. Aunque creo haber leído en algún lugar que la taquilla ha sido excelente: ha superado a Superman returns en Venezuela, que ya es bastante decir. Habla muy bien no sólo d ela película, sino de la aceptación del público al cine venezolano, cosa que me alegra mucho.
Ya he visto dos filmes venezolanos que me han encantado, Punto y raya y Secuestro express, propuestas de cineastas jóvenes y creativos. Espero, como muchos, el estreno de Día naranja, de Alejandra Szeplaki, quien lleva un instructivo, original y bello blog sobre la hechura de su película, no se lo pierdan.
Total que esta mañana, buscando sobre Miranda, me encontré con este blog, El mundo según JuanCPovE, que hace un interesante análisis de la peli, con su particular visión. Y me ha dejado con más ganas de ver esa película, que me tiene intrigado. Entre otras cosas, JuanCP no recomienda que lleven a los niños a verla, porque no enseña la vida de Miranda; y yo creo que quizá no sea exactamente eso.
Si hay mucho sexo en la película no es por capricho del poeta Leonardo Padrón, el guionista, o del propio director: es que Miranda era, ni más ni menos, un singón. Tras la lectura de su post, que me sigue pareciendo lo mejor que he leído sobre la peli hasta ahora, le dejé este comentario un poco para aclarar qué se debería esperar ver en la vida de Miranda, según mi punto de vista; y lo pego al final (modificado y corregido para este post, ji, ji) para el que lo quiera leer.
Chico, qué ganas de ver esa película. Ta logo.
_____________

Después de ver el fragmento de "Bolívar soy yo" [que colocó] y de leer tu inteligente post tengo más ganas de ver la película. Te explico por qué. En dos partes.
1) Conozco más o menos bien el cine de Rísquez (es decir, he visto casi todas sus películas) y éste se caracteriza porque la producción suele ser muy plástica y teatral, pero poco cinematográfica en el sentido de hacerla mágica. La magia que trata de buscar es la magia de la forma plástica, no del movimiento, quizá por eso usa tan poco los efectos especiales. En eso se parece un poco al cine de Greenaway y Jarman. Esto no quiere decir necesariamente que sea bueno per se; sólo es un estilo de hacer cine, y hay algunas películas que son un tostón y otras que no tanto. recuerdo con particular placer Amérika, terra incógnita. Así que desde el punto de vista cinematográfico, he de esperar para saber si estoy de acuerdo con tu apreciación de la película o no.
2) Dices algo en tu post sobre la vida de Miranda: "Los puntos importantes, las batallas, la creación de la bandera, varios eventos históricos son explicados rapidamente y sin desarrollarlos". Puedo decirte con algo de sustento que si el planteamiento de la película se centra en la vida personal de Miranda más que en las batallas y su gesta heroica, no se han equiviocado en absoluto. Los que tenemos una visión equivocada del personaje somos nosotros, que nos enseñan que la vida del Precursor consistió en desembarcar en La Vela de Coro y estar en el fracaso que fue la Primera República entre 1811-13. Si sacas cuentas, de los 66 años que vivió Miranda, tan sólo dedicó unos nueve años a hacer vida en el campo de batalla, repartidos entre la experiencia en Ceuta y Melilla, la Campaña de Pensacola en Florida, la defensa de la Revolución Francesa en Bélgica, la aventura del Leander ( o "la" Leander, según explicación de Roberto Echeto, nuevo especialista en barcos, porque se trataba de una corbeta) y los tres años de infructuosa defensa de la Primera República. Como ves, sólo el 30 ó 40% de su vida activa como militar la dedicó a batallar por Venezuela. ¿Qué hizo el resto del tiempo?
Descartemos los 21 años en Caracas, antes de irse a Madrid. Nos quedan 45 años de vida adulta, al que le hemos restado 9 años de guerra: 36 años. Dejémoslo en 35 años. ¿Qué hizo?

Se formó, se autoeducó: aprendió idiomas, arte militar, ciencias, filosofía, política. Compró una cantidad enorme de libros, mapas, globos terráqueos, partituras para flauta, etc.

Escribió: Un diario (1771-1800), cartas, artículos, peticiones, etc.

Hizo vida social: establecía relaciones con todos los personajes que le parecían importantes o interesantes.

Viajó: Como un poseso. recorrió Europa y parte de Asia menor, y el Estados Unidos de entonces.

Folló: Todos los días. Según su propio testimonio, solía dormir con una chica distinta cada día donde quiera que llegaba. Sus sirvientes se la tenían preparada.

Folló.

Folló.

Folló.

Folló.

Y volvió a follar.

Pensó: Mucho. Pero hay que advertir que no fue sino hasta los años 1780-1785 , más o menos, cuando cuando comenzó a pensar en serio en una vía revolucionaria para liberar Venezuela y el resto de la América hispana de la dominación española.

Hasta entonces, su objetivo era escalar posiciones en el ejército español. Las traiciones, envidias y el conocimiento de una república democrática como Estados Unidos y el sistema parlamentario inglés le ayudaron a diseñar un pensamiento secesionista.

Su visión de una América unida cristalizó en el sueño de un Incanato americano. Obviamente, el proyecto de la Gran Colombia es una, para decirlo de manera suaave, "adaptación" de los planes mirandinos. De hecho, la palabra Colombia la utilizó Miranda para su obra (Colombeia), y este a su vez la tomó prestada de un poema a Washington de una ex esclava negra (Phillis Weatley) estadounidense. No es casualidad que los días de la firma del Acta de Independencia de EE. UU. y de Venezuela sean el 4 y el 5 de julio, respectivamente: Miranda quería que coincidieran, pero distintos factores retrasaron en un día la firma de nuestra acta.

Folló otra vez.

Y volvió a follar.

Una follaíta de ñapa.

Como ves, la vida de Miranda no fue sólo "la independencia". Fue mucho más. También mucho más que follar todos los días, claro. Pero lo de follar era fundamental: quizá Miranda padeció de satiriasis que es como nifomanía pero masculina.

Y por eso me interesa mucho ver la película, porque toca un aspecto esencial de la vida del ser humano que fue Miranda. Puede que no sea el más interesante para el rollo de la Independencia (who knows?), pero sin ese aspecto su biopic quedaría chucuta. Es importante saber que Miranda no vivió para la independencia de Venezuela. Sólo fue uno más de sus tantos proyectos. Es eso lo que lo hace universal. Él, como todo ilustrado del siglo xviii, esperaba ver instaurado el reino de la justicia y la equidad. En el mundo, no sólo en un trocito de él.

Si me preguntan, creo que al hacer una biopic de Miranda hay que poner las batallas de Miranda para darle "emoción" al asunto, pero no hay que olvidar que Miranda, antes que un militar, era un intelectual, un estadista que prefería resolver los problemas con diálogo antes que con armas.

Y un amante en el sentido general de al palabra: amante de las mujeres, de los libros, los viajes y el conocimiento, su gran obsesión. Un saludo

13 comentarios:

luis dijo...

Para serte sincero esa pelicula no la he visto y no pienso verla. Prefiero leer el libro tuyo sobre miranda si alguna vez sale en el pais. pero el solo pensar que fue hecha por chavistas es una manera de pasar arrecheras en el cine, al ver algun exa(bruto) de los directores.
me gusta mucho tu blog. Y lo mas probable es que en esta semana, si tengo tiempo voy a tomar tus anotaciones sobre el fascismo, las voy a confrontar con las mias y luego intentare discutir sobre las causas que a tantas personas tengan afinidad por esa manera de gobernar.
¿Ambicioso?
claro que si, tengo que enpezar por ahi, para que solo me quede una caricatura. ya que sobre esos temas no se nada. Lo cual es un reto mayor ¿hasta que punto podre demostrar mi estupidez?

Juan Carlos Chirinos dijo...

sí, el libro será publicado en Venezuela.
El texto sobre el fascismo es un resumen que tomé de otro blog, pero es un "resumen" de una conferencia más larga de Umberto ECo que se llama "El fascismo eterno" y que está en su libro "cinco escritos Morales".
me parece excelente idea que escribas tus reflexiones sobre el fascismo; ¿por qué no?
saludos

Enrique dijo...

La tragedia de Diego Rizquez es hacer cine en un país sin actores. No he visto la película, pero los pocos cortos que hay en la web demuestran lo de siempre: pura gente con cara de televisión, que te saca de la experiencia cinematográfica y te mete de vuelta a una telenovela.

Siempre he pensado que quien quiera hacer cine bueno en Venezuela debe empezar por buscarse desconocidos que actúen en ellas. Así uno verá piezas desprovistas de ese tufillo a Venezuela Farándula. Sin embargo, una película sin “estrellas” contraría al negocio cinematográfico, que hace rato dejó de ser sobre hacer cine, incluso en un país como el nuestro, que en teoría hace un cine alternativo al Hollywoodense.

El sombrero de Rízquez es un palo.

Hombre Lobo dijo...

Pienso verla, al menos para poder formarme una opinión basada en, digamos, una muestra "empírica". Ahora, de entrada te digo que mis expectativas están muy bajas. Aparte de evidentes fallas técnicas o narrativas a las que no me referiré ("Punto y raya" me parece una película nefasta) mi principal problema se debe a los dos padres de la criatura: Leonardo Padrón y Diego Risques.

Estos dos señores hicieron un mega-bodrio en aquella película sobre Manuela Sáenz, de la que todavía mi cerebro está recuperándose. No solamente aquella cosa resultó cursi, panfletera, bobalicona y otro montón de improperios que en este momento no puedo resumir, sino que encima, el elemento más interesante que tenía (el marco narrativo de esa Manuela vieja y su amistad con Herman Melville) era un plagio de la novela "La isla de Robinson" de Arturo Uslar Pietri.

Si digo que era un plagio es porque vi muchas entrevistas con Leonardo Padrón y este señor JAMÁS mencionó NI UNA SOLA VEZ la novela de Uslar, tan sólo se limitó a hablar de lo mucho que se había fajado investigando sobre el personaje, por supuesto dejando que la gente prácticamente le besara los pies por el tremendo guión que había "ideado". Hasta la fecha, ese señor no ha mencionado la novela de Uslar. Si usted puede desmentir esto que digo, hágalo, porque me gustaría comprobar que me equivoco. Sin embargo, algo me dice que todavía no tendré ese placer.

En cuanto a la película del "generalísimo", tengo otras reservas (¿Luis Fernández como un aristócrata criollo? no me lo creo) pero estas cosas podría perfectamente pasarlas por alto.

Con esto no digo que no haya habido películas venezolanas "recientes" que me hayan impactado, como "Desnudo con naranjas". Por desgracia, son cintas que se han quedado en el cirtcuito de los festivales. Lo bueno de estos tiempos que corren es que al parecer el cine venezolano está gozando de algo más de difusión en el público, cosa que se agradece.

Ah, y una cosa: eso de que "Miranda" superó la taquilla de "Superman Returns" es una manipulación. Esos datos sólo se refieren al estreno de Miranda, que por supuesto superó la recaudación del Hombre de Acero al haberse este estrenado semanas atrás. No tengo los datos exactos, pero los puedes encontrar por ahi.

Muchos saludos.

Juan Carlos Chirinos dijo...

lamento que no te gustara Punto y raya, yo me reí mucho; no he visto lo de Manuela Sánez y no sabía eso que dices de Úslar. Si es así, debió de haberlo dicho, y no hubiera habido problema. pero repito, no he visto esa película.
Bueno, Luis Fernández hace de Miranda; no estoy seguro de que sea el cásting correcto, pero en todo caso él no hace de un aristócrata por la sencilla razón de que Miranda no era un aristócrata, era un blanco isleño, y eso significaba que estabpor debajo tanto de los blancos peninsulares como de los mantuanos, descendientes de los fundadores de Caracas, es decir, los amos del valle.
Desnudo con naranjas es hemrmosa, sí; ojalá hubiera más películas así.
me apena lo de Superman returns y Miranda; pero creo que el primer fin de semana de una película es el más importante de todos. Después el boca a boca juega un papel fundamental.
muchos saludos

german dijo...

No la he visto y no se si me animo a verla, y lo digo porque pagar 10.000 bolos por ver a miranda tirando por mas de hora y media no me llama mucho la atencion.

Sin embargo me parece muy bueno que se le este empezando a tener mas aprecio al cine venezolano eso si, espero que por tener ahora acceso a mayores y mejores recursos para la produccion como tal no se les olvide que lo realmente indispensable es unas buenas ideas bien redactadas un guión!

RomRod dijo...

yo me anoto en tu libro ya que Risques no es santo de mi devoción. Cosas de estilo digo yo, nunca me gustaron las cosas aquellas tropikales que hacía. Y la película sobre Manuelita opino lo mismo que Hombre Lobo. Cursi.
Saludos! y en lo que vea tu libro no lo pelo!

Juan Carlos Chirinos dijo...

gracias, romrod, espero que lo disfrutes.

juancpove dijo...

Hola Juan Carlos!, Aquí Juan Carlos de "El Mundo Según JuanCPove".

Te digo una cosa, tienen mayor contenido tus comentarios acerca de la película que ella misma en sí. No exagero, créeme.

Con todo y que acabo de leer el fragmento de tu Biografía sobre Miranda, me da interés por conseguir el libro.

Excelente blog Juan, disculpa por haberme demorado en contestar y continúa con tu buena labor. Felicitaciones, acabo de conseguir otro blog que trataré de visitar frecuentemente.

Saludos

JC

elCapo dijo...

Gracias por el post y la visita a mi blog. Después de haber leído sus dos escritos fue que me decidí yo a hacer el mío. Tampoco es que sea un copión, pero así es esto. (je je)

JCC la misma descripción de Miranda que haces en el blog es la que se percibe a través de la película. No te la pierdas

Nos leemos, vale?

Juan Carlos Chirinos dijo...

eso, Capo, ojalá la pasen en España

Kira dijo...

La pelicula de Manuelita vale la pena. Yo la vi y me encanto. Le dio una imagen humana a Manuela y especialmente al Bolivar con Mariano Alvarez. De hecho lo que más me gustó en esa película fue el Bolívar de Mariano. Creo que hay mucho prejuicio contra Leonardo porque escribe telenovelas, pero Leonardo es un escritor con mayúscula. Que en venezuela la escritura profesional tenga su pináculo en las telenovelas a nivel remunerativo, es otra cosa. Pero muchas de nuestras ,mejores plumas han escrito telenovelas y radionovelas. Recuerdo una anécdota de Adriano, quien al usurparle la maquina de escribir a Garmendia en una estacion de radio, lo regañó diciendo que escribir mal tenía más ciencia y dificultad que hacerlo bien y borró todo lo que Adriano había tratado de aportar en su descuido.
Yo no sigo mucho las películas de Rízquez y también le tengo cierto prejuicio a él, por su pasado con el caso Vegas, que me traumó de niña, porque el chamo estudiaba en mi colegio. Pero para mí la dupla que ha hecho con Leonardo ha sido buena, por lo menos con Manuela. Lo que si te digo es que tengo más expectativa con tu libro que con la peli.
Saludos desde el africa ecuatorial!

Juan Carlos Chirinos dijo...

Gracias, Kirita, ojalá la película llegue a España y pase por África: ya sabes que la cosa venezolana siempre nos gana. ¡Besos!