20 sept. 2006

La última de Kofi


Ayer comenzó la 61ª Asamblea General de las Naciones Unidas, y le tocó hablar a un par de decenas de mandatarios, entre los que estuvieron Luis I. Lula Da Silva, George Bush, Vicente Fox y Evo Morales, además de Kofi Annan, para quien es la última Asamblea de su mandato (los pueden escuchar pinchando sobre sus nombres). No ha sido un mal secretario, creo yo, aunque su gestión estuvo empañada por acusaciones de corrupción (sobre todo, contra su hijo) y por cierta actitud blanda ante las arbitrarias decisiones del gobierno estadounidense. Bush, a pesar de que su discurso fue algo menos agresivo, no dejó de lanzar sus advertencias y consejos a sus aliados y enemigos; en definitiva, Bush avisó que su gobierno está decididamente de lado de los moderados (¿se puede leer aquí algo así como "con los conservadores, contra los radicales"?). Lula fue demoledor en tres frases: donde hay hambre, no hay esperanza; un mundo hambriento nunca será un lugar seguro; si no queremos globalizar la guerra, es preciso globalizar la justicia. Y esas frases valen por miles de discursos. Morales, por su parte, defendió con mucha razón el derecho de los campesinos bolivianos a cultivar y hacer uso de la hoja de coca para fines medicinales y terapéuticos (aunque insistió en que la hoja se usa en la producción de Coca-Cola, cosa que me parece ya no es así, creo que leí en algún lugar que hace años que la compañía no la utiliza para hacer la bebida), y exigió -siempre antecediendo un "con mucho respeto"- la retirada de las tropas de Irak. Pidió para su país, como lo ha hecho antes, "socios, no patrones", y tiene toda la razón. Su discurso fue claramente anti-imperialista. A ver cómo se relaciona con el presidente de Estados Unidos. Fox cumplió una promesa: difundió el mensaje de una indígena de su país que le pidió que dijera que a pesar de que todos los seres humanos somos distintos, "todos los seres humanos somos iguales en dignidad y grandeza", una frase hermosa, la verdad. Habló de la reforma de la ONU, también. Y tanto Fox como Morales hicieron un llamado a adoptar la Declaración de los Derechos de los Indígenas, lo cual es una señal de que es una medida que cuenta con el apoyo tanto de la derecha como de la izquierda en Latinoamérica. Por lo menos en eso están de acuerdo.
Y como quiero acabar con algo de esperanza, que es lo que pide Fox para todos, les dejo las palabras finales de Kofi, la despedida de su cargo:
Juntos hemos empujado hasta la cima de la montaña algunas rocas de gran tamaño, aunque no hayamos podido con otras que han vuelto a rodar hacia atrás. Con todo, no existe mejor lugar que esta montaña, con sus vientos tonificantes, desde donde se divisa el mundo entero. Ha sido una labor difícil y llena de desafíos, pero al mismo tiempo muy gratificante. Y aunque es mi deseo descargar de mis hombros esas rocas tenaces en la próxima etapa de mi vida, sé que echaré de menos la montaña. Sí, echaré de menos lo que es, al fin y al cabo, el trabajo que más ennoblece. Cedo a otros mi lugar con un obstinado sentimiento de esperanza en nuestro futuro común.
Ojalá que, por una vez en la vida, la montaña venga hacia nosotros al mismo tiempo que vamos hacia ella.
Ta logo, Kofi

1 comentario:

Jesús Nieves Montero dijo...

bueno, lula siempre tan locuaz...

aunque debería como que practicar lo que predica...

y annan creo que, simplemente, ha sido él y su circunstancia...

salud!

j.