15 ago. 2006

¿Nos merecemos la representación cultural que tenemos?


Juan Claudio Lechín
El que pueda que vaya a leer la (justísima) nota que Juan Claudio Lechín ha enviado a El Nacional (a quien llaman, lapsus de las prisas, Juan Carlos Lechín), y que aparece hoy en las páginas culturales, para vergüenza nuestra y por culpa de la campurusería feudal y rastacuera de la boliburguesía literaria oficial. Léanla para que sientan, si son venezolanos, cómo se les suben los colores; y, si no, vergüenza ajena.
Dos detallitos de la misma:
(1) Capitaneaba la histérica turba Ramón Medero (presidente del Cenal) argumentando, con el índice en apasionada agitación, que esta feria boliviana (a la que Venezuela ha asistido en los últimos 10 años) era la "mercantilización del libro". ¡Imagínense ustedes! Los representantes de un Estado que por mercantilización del petróleo recibe 150 millones de dólares por día, enrostrándole al país más pobre de América Latina su mercantilización del libro. Qué paradoja. Todos los millonarios bolivianos no hacen un cuarto de la fortuna de Cisneros.
(2) Preveo que el objetivo real es quebrar a las editoriales bolivianas y a los importadores de libros para entregarle este mercado a las subvencionadas editoriales cubanas, que pagan centavos a sus obreros, actuando como el más barato imperialismo opresor y editando lo que le da la gana al régimen.
Ahí, queda eso...
__________
nota del 17 de agosto:
Jorge Gómez comentó la carta en La espuma de Lechín y dejó este link para leer la nota del escritor boliviano aparecida en El Nacional. Se agradece.

No hay comentarios: