10 ago. 2006

"No duele regalar dinero", dicen los ricos (o cómo aliviarse con la plata ajena)


Dos noticias, sacadas de la red, tan criticada porque no habla de la realidad:
Primera noticia:
Los Gates donan 500 millones de dólares al Fondo Mundial en su lucha contra el sida (El País, 9 de agosto de 2006)
Link aquí ---> ¡pink!
El Fondo Mundial recibirá 100 millones al año, desde 2006 a 2010. Se trata de la contribución privada más importante que recibe el Fondo Mundial desde su creación en enero de 2002 por el actual secretario general de la ONU, Kofi Annan, con el fin de promover la lucha contra las tres enfermedades infecciosas en países pobres.
Segunda noticia:
Hasta ahora, la Misión Madres del Barrio ha recibido un aporte de 275 mil millones de bolívares (Agencia Bolivariana de Noticas, 8 de agosto de 2006).
Link aquí ---> ¡ponk!
Al respecto, Chávez dijo: «Por supuesto, este aporte no nos duele, por el contrario nos hace felices, porque sabemos que este dinero servirá para construir el camino que haga posible salir de la pobreza».
¿En qué se parecen ambos benefactores, amigos?
En que al señor Gates no le duele su dinero, el que le ha costado amasar a lo largo de todos estos años usando su cabecita de computadora y alguna que otra trampita más; al contrario, está encantado de donarlo para una causa justísima (que le desgrava y le da prestigio); y al señor Chávez tampoco le duele entregar a los venezolanos 275 mil millones de bolívares de su... perdón, del dinero de la nación, que sale del negro tesoro escondido en el subsuelo que es de todos los venezolanos.

Es que los magnates son así de dadivosos. Es la historia natural de los ricos.