25 may. 2006

Quintero/Escohotado


Ayer Jesús Quintero estuvo con Antonio Escohotado en su programa. La entrevista fue incisiva, cordial, inteligente. Y uno, poco acostumbrado a encontrarse con una conversación de verdad en este mundo televisivo lleno de tarados y anuncios sofisticados, fue sorprendido por la palabra irónica y directa de ambos. Mientras se tomaba una ¿coca-cola?, no paró de hacer reír a Quintero ni a nosotros. De repente, soltó la frase que cierra la sensual Ética de Spinoza, "es que todo lo excelso es tan difícil como raro", y dejó en el ambiente el gusto melancólico de las cartas y los libros del filósofo holandés, o español, como se quiera. Cuánta droga de palabras, por Tutatis. Encima, para rematar la noche, a las doce apareció Buenafuente con el stand-up que abre su programa. Cuando lo oyes, no te extrañas de que este fuera el portento que barrió con los marcianos de Sardá. Ay, televisorcito, qué haríamos sin ti a estas alturas.

No hay comentarios: