16 ene. 2006

¿Cuánto racismo hay en el fútbol?

Creía que los que escupían son los que bajan del árbol.

Esto fue lo que dijo Javier Clemente a propósito del escupitajo que el camerunés del barsa, Samuel Eto'o le lanzó a uno de los jugadores del Athletic de Bilbao, en el que el ex seleccionador español ejerce como entrenador, o míster, como le dicen aquí.
Generalmente no hablo de la liga de fútbol porque no me interesa, pero esta es la segunda vez que aquí en España el racismo hace su aparición en la boca de un entrenador (antes fue Luis Aragonés y su negro de mierda). Lo peor es que no va a pasar nada; dos coscorroncitos y una palmadita cómplice en la espalda. "Cómo eres, tío", le dirán a Clemente, que seguirá su vida uniceja tan normal.
El racismo y la xenofobia son una de las rémoras de este, mi querido país de adopción.
¿Cuándo vamos a acabar con ellas?

2 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

Propicio comentario hoy que se celebra el aniversario del nacimiento de Martin Luther King Jr. "Si Dios fuera negro, mi compai' todo cambiaria, fuera nuestra raza, mi compai'la que mandaría..." Saludos!

Juan Carlos Chirinos dijo...

Sí, Martha, ojalá que algún día Dios no fuera de ningún color para nadie. ¿Sólo energía?