22 dic. 2005

Las gamberradas de Baudelaire

Joven mendigo, Bartolomé Esteban Murillo, 1650. Museo del Louvre, París
No avisaron del incendio porque "a ver si nos iban a decir algo a nosotros", parece que es uno de los argumentos de los chicos que, "por broma", quemaron viva a una señora que dormía en uno de esos espaciosos recintos de los cajeros electrónicos en Barcelona. A estas alturas, el frío del invierno catalán debe empujar a muchos de los que no tienen dónde dormir a lugares de ese tipo, en busca de algo de calor. La defensa de los tres chicos (dos de 18 y uno menor de edad) ahora dice que ellos no tenían intención de matar a la señora (pero sí de caerle a patadas para divertirse), que no sabían que el líquido con el que la rociaron era inflamable (entonces, ¿para qué se lo echaron? ¿Jugaban al carnaval venezolano?), y que actuaron bajo el influjo de la absenta, el hada verde que hacía las delicias de Baudelaire y empujó a Van Gogh a agredir a Gauguin y a cortarse su famosa oreja.
Me gustaría que me dijeran qué saben los abogados defensores de la imagen del mundo que tienen estos chicos (a uno de los cuales parece que apodan el Vader, por su afición a los videojuegos), me gustaría saber qué opinan ellos de la pobreza, del hambre, de la necesidad, de la guerra; qué opinan de juegos como Grand Theft Auto: San Andreas, o a qué nivel llegaron; qué saben de Las flores del mal, qué sienten cuando escuchan "senté a la belleza en mis rodillas/ y sentí que era amarga". Pero no; la defensa sólo nos permite saber que ellos estaban borrachos de absenta, que se asustaron cuando vieron a la mujer ardiendo, que ellos no sabían lo que hacían. ¿Pero es que alguien sabe lo que hace hoy en día? ¿Quién les vendió absenta a unos niños? ¿Dónde estaban sus padres a esa hora de la madrugada, dónde la gente adulta? ¿Mirando para otro lado? ¿Qué se fizo el rey don Juan, los infantes de Aragón, qué se fizieron? Qué hubo de tanto galán, qué de tanta invención que truxeron? Mais où sont les neiges d'antan? Ubi sunt qui ante nos in mundo fuere?
El mal es una oquedad muy atractiva; pero, como el Dador de Luz, hay que estar preparado para acercarse a ella.

4 comentarios:

Fedosy dijo...

JanC, salud y buen apetito en esta noche del 24D.

Anónimo dijo...

Cierto pero para ver el dolor hay que tener belleza espiritual.

Te invito a mi foro:

http://www.hemingway.foro.st

Saludos.

Juan Carlos Chirinos dijo...

pasaré por ahí, anónimo usuario...

Anónimo dijo...

Tres cortos de Baudelaire en:

http://produccionespotosi.blogspot.com/